Proyecto Infancia

El Proyecto Infancia nace de la necesidad de crear espacios de encuentro entre tod@s aquell@s que de alguna manera u otra estan relacionad@s con el mundo de la crianza de los más pequeñ@s.

Son innumerables los temas sobre crianza así como también son innumerables las perspectivas y las metodologías. No existe una sola forma de hacer las cosas porque tod@s somos diferentes, así como también cada criatura es única.

Estos son algunos temas que desde mi experiencia se van repitiendo o surgen de forma espontánea en las conversaciones con otros profesionales o reuniones con familias, pero indudablemente cualquier otra propuesta será bien acogida.

Vínculo y acompañamiento emocional

El apego es el lazo emocional y afectivo que el/la niñ@ crea con una o varias figuras de su familia, y básicamente tiene dos funciones principales: la supervivencia como forma de dar respuesta a sus necesidades, y la seguridad afectiva y emocional que le ofrecen esas figuras de apego con las que construye esos lazos afectivos que le dan protección, cuidado, bienestar, consuelo, confianza,… La manera en que este proceso de apego se va consolidando determina el vínculo afectivo y es esencial en los primeros años de vida, siendo  responsable del desarrollo armónico y emocional de la criatura y ayudándole a construir su propia identidad.

El juego

El juego es una de las formas más completa y significativa de aprendizaje infantil. La “ocupación” principal de una criatura es jugar, ya que es la manera en que conecta con el entorno que le rodea logrando así dar significado a todas la experiencias que va vivenciando y le ayuda a madurar de forma integral, tanto a nivel cognitivo, físico, emocional y social. El juego es un recurso espontáneo de comunicación con el mundo que le rodea. La imaginación, la creatividad y la imitación son algunas de las herramientas que la criatura utiliza para explorar y experimentar, poniendo en marcha los mecanismos necesarios para la construcción progresiva y cada vez más compleja de su pensamiento.

Moverse libremente

Los estudios de Emmi Pikler en el campo del desarrollo psicomotor de las criaturas son uno de los referentes más importantes en educación. Estos estudios le permitieron establecer una serie de principios pedagógicos que hacían énfasis en una visión del niñ@ como “ser autónom@” y capaz. Las situaciones cotidianas que tienen que ver con los cuidados más básicos (la alimentación, el dormir, el cambio de pañal,…) toman una gran relevancia educativa ya que se convierten en oportunidades a la hora de establecer vínculos afectivos, y por otro lado, la convicción de la libertad en los movimientos de los más pequeños y la creación de un ambiente seguro y estimulante, son los fundamentos básicos que hacen del método Loczy un sistema de crianza único y respetuoso.

Control de esfínteres

El control de esfínteres es un proceso de maduración a nivel biológico, neuronal, emocional y psicológico de la criatura. Implica un aprendizaje de los mecanismos de control de las funciones corporales que tiene que ver con el hecho de lograr hacer pipí y caca de una forma autónoma. Y en este camino hacia la autonomía, el control de esfínteres conlleva una serie de experiencias que están íntimamente relacionadas con elementos emocionales y psicológicos que tienen que ver con la manera en que la criatura vive este proceso, y sobre todo, cómo pone en marcha mecanismos que le faciliten una mayor confianza en sí mismo y en sus posibilidades a la hora de afrontar este desarrollo natural. En muchas ocasiones, la “urgencia” por parte del adulto a la hora de retirar el pañal denota la expresión de una necesidad centrada más en presiones externas y no tanto en el respeto de los tiempos y ritmos que una criatura necesita para controlar los esfínteres.

Rutinas y hábitos.

Las rutinas y los hábitos permiten que las criaturas puedan experimentar su entorno más próximo con una mayor seguridad y tranquilidad, ya que las acciones establecidas en unos horarios y repetidas en el tiempo ofrecen la estabilidad y el equilibrio necesario como para generar un ambiente de confianza. La organización del tiempo y el espacio en rutinas ayudan a generar procesos de aprendizaje para el desarrollo de la autonomía del/la niñ@ ya que de esta manera puede predecir situaciones y actividades que le ayuden a entender y explorar con mayor determinación el mundo que le rodea.

Espacios y materiales

La creación de entornos significativos en consonancia a los intereses de las criaturas y a sus necesidades es uno de los elementos principales del desarrollo integral y del aprendizaje infantil. La vivencia corporal y la manera en que interaccionan con los espacios y los materiales están íntimamente relacionados, y tiene que ver con el momento evolutivo y las experiencias que van acumulando. La organización de los espacios ha de permitir el desarrollo de la capacidad de descubrir el mundo que les rodea, el poder manipular materiales diversos y adaptados a su edad y la posibilidad de experimentar movimientos corporales. Todo ello requiere una observación del adulto y un acompañamiento basado en la confianza en las posibilidades de las criaturas respetando sus ritmos y en la propuesta de ambientes que respondan a sus necesidades motrices y de experimentación.

Límites

Las normas de convivencia son aquellos criterios que nos permiten poder establecer una organización clara en las formas y maneras en que nos relacionamos en nuestra comunidad o en el seno familiar. Son básicas a la hora de gestionar la comunicación y el entendimiento entre todos los miembros que forman parte de esa colectividad, y por tanto los límites son necesarios para saber hasta dónde se puede o no se puede llegar. El establecimiento de unos límites claros ayuda a las criaturas a ser más conscientes de ellos mismos y de su propia identidad, sobre todo en aquel momento de maduración psicológica y emocional en que empiezan a experimentar a través de la toma de decisiones y se muestran más autónomos a la hora de hacer elecciones. En este proceso de desarrollo de la autonomía, los límites aportan seguridad y ayudan a gestionar la frustración y la tolerancia a la misma.

Anuncios