Matricaria

El hueco parece pequeño pero lo suficientemente flexible como para poder pasar. Penetro en las profundidades de aquella especie de cavidad que se abre hacia el exterior. El mismo camino en dos direcciones: hacia adentro o hacia afuera. Mis ojos intuyen un refugio al final del mismo, un resguardo con olor a incienso, ramas secas y fuego medio dormido. El calor me acaricia la piel y respiro hondo.

Por fin en casa. Por fin en la madriguera…

La palabra Madriguera viene del latín Matricaria. Es la forma femenina sustantivada de un adjetivo: matricarius, formado con sufijo de relación -arius sobre matrix, que originariamente significaba hembra reproductiva, hembra que está en fase de reproducción y crianza y que luego se aplica al útero femenino, lo que llamamos propiamente matriz. La Matricaria seria por tanto el lugar que es paritorio y punto de crianza de una hembra animal en fase reproductiva”.

etimologias.dechile.net

 

Cuando leí esta definición etimológica me dí cuenta que este proyecto no podía llamarse de otra manera: La Matricaria, la madriguera, un espacio de encuentro y de cuidado que alberga dos proyectos esenciales:

Proyecto Infancia: Se crea como forma de compartir experiencias con todas aquellas personas que están experimentando procesos de acompañamiento de las criaturas de 0 a 3 años en sus logros y conquistas, pero que al mismo tiempo genera dudas e incertidumbres.

Proyecto Duelo: Uno de los temas que más silencio genera dentro del ámbito de la infancia y del acompañamiento a familias es la muerte gestacional y/o perinatal. Un tema que no se toca, no se habla…, y sin embargo ahí está y es mucho más común de lo que creemos: la pérdida de una criatura durante el embarazo, el parto o al poco de nacer. La Matricaria también quiere albergar las experiencias de todas aquellas personas que quieran compartir sus vivencias y/o que están en un proceso de duelo.

Bienvenid@ a la Matricaria…

 

Anuncios