Carta de agradecimiento a lxs profesionales sanitarixs de la Maternitat del Hospital Clínic de Barcelona

Esta fue la carta que escribimos dos meses después de despedirnos de Lúa… Es bonito recordar…, y compartir…

Cerdanyola del Vallés, 1 de Junio de 2.018


El 17 de abril de 2018, a las 20:25h, nacía nuestra hija Lúa en la Maternitat del Hospital Clínic de Barcelona. En ese mismo instante, al tempo que le dábamos la bienvenida con un amor infinito, nos despedíamos de ella con un dolor que todavía nos cuesta describir y que no sabemos si en algún momento podremos ponerle palabras… Quizá no hace falta,…


Cuatro días antes nos confirmaban más detalladamente lo que la ecografía que se realiza alrededor de las veinte semanas ya apreciaba: Lúa se había desarrollado con severas malformaciones a nivel cerebral. Ante tal situación decidimos interrumpir el embarazo de casi cinco meses y medio.


Desde entonces apenas estamos dejando atrás la cuarentena que se inició con el parto de nuestra pequeña, y todavía sentimos que nuestro reloj se quedó parado con su tan repentina llegada y partida. Nos está costando entender aquella máxima que decía el poeta de que “uno sólo conserva lo que no amarra”. Y en ese “dejar ir”, en ese proceso de aceptar que hay que “convertir su ausencia en una presencia interna” (tal y como rezaba en el papel que nos dieron con las huellas dactilares de los pies de Lúa) estamos seguros que nuestro camino a partir de entonces se hubiera hecho muy cuesta arriba sin la actitud de acompañamiento y profesionalidad de todo el equipo sanitario de la Maternitat.


En una situación como la que hemos experimentado a veces cuesta mirar hacia otro lugar que no sea nuestro propio dolor. Sin embargo en aquellos días pudimos sentir el calor y la mirada atenta de doctoras, enfermeras, matronas, camilleros,… que con sus gestos y palabras expresaban una aflicción contenida capaz de alcanzar algo que para nosotros era muy importante en esos momentos tan difíciles: sentirnos reconocidos en nuestra maternidad y paternidad, y sobre todo, en nuestra pena. Creemos esencial subrayar en este punto la necesidad de confeccionar y organizar, así como seguir desarrollando, protocolos de intervención en casos de muerte gestacional y perinatal.


Sabemos que desgraciadamente estos protocolos no existen en otros hospitales, ya sea por falta de recursos o porque todavía no se le da la importancia suficiente que implica este tpo de pérdidas. Erróneamente se piensa que lo que “no se ha conocido” no duele tanto como para ser añorado. Sin embargo, y desafortunadamente, la experiencia de muchas familias nos puede explicar el dolor que envuelve la despedida de una criatura que ha sido, en muchos casos, pensada y querida incluso antes de ser buscada; lo que supone dejar marchar también un proyecto de vida inconcluso y, finalmente, dar por terminado el embarazo de una madre que genera un vínculo con su hijo o hija muy difícil de romper. Tres duelos en uno que merecen ser acogidos y mirados con delicadeza.


Y es por eso, por esa manera de acoger y por esa delicadeza, que queremos dar las gracias a todo el equipo de la Doctora Eixarch. No somos del todo conscientes de lo difícil que debe ser dar una información que en muchos casos significa el final de una ilusión muy esperada, y atender al mismo tempo las dudas y temores de las personas que padecen esta pérdida. Gracias, de verdad, por esa forma de “tragar saliva” ante situaciones tan complicadas.


Guardamos también un dulce recuerdo de las dos “Raqueles”: ese par de enfermeras maravillosas que iniciaron el tratamiento del parto provocado a nuestra llegada al hospital. Gracias por los zumos de manzana y las palabras de consuelo con acento cubano.


A las profesionales de planta que no dejaban de pasar constantemente por la habitación preocupándose por nuestro estado y preguntando aquello de “Del uno al diez, ¿cómo dirías que es el dolor que sientes, Ana?”. Así se hacían una idea del desarrollo del proceso de dilatación y contracciones, siendo conscientes que ese dolor no podía medirse,…, porque es infinito,…


Y por supuesto, gracias a las matronas que nos asistieron en el paritorio por el amor y la exquisitez en la manera de recoger a Lúa en sus brazos, limpiarla y devolvérnosla envuelta en una sábana verde y con un gorrito improvisado de tela de gasa. No olvidaremos jamás la ternura con la que nos dejásteis todo el tempo del mundo para poder despedirnos de la pequeña. La misma ternura con la que nos explicásteis lo difícil que resulta asistir nacimientos en donde la vida y la muerte comparten una misma y única fecha. “Esto no nos lo enseñan en la facultad…” decíais…, pues estaría bien empezar a hablar del tema…


De verdad, no hay palabras para agradecer la atención y el cariño de todo el equipo sanitario y profesional que estuvo a nuestro lado. Gracias por convertir lo que a priori es un frío hospital en un verdadero espacio de cuidado.


Al final, la vida es aquello que te va llevando por caminos por los que jamás piensas que podrías transitar. A nosotros en esta ocasión nos ha arrastrado al mundo de la pérdida de una niña de veintiuna semanas de gestación. Un mundo, el del duelo gestacional, que en muchas ocasiones se silencia, se le quita importancia o directamente no se mira.


Finalmente queremos aprovechar esta oportunidad para hacer una demanda de carácter más institucional al Hospital Clínic: sería genial poder constituir dentro del seno de la Maternitat un grupo de ayuda al duelo formado por y para personas que necesitan compartir su experiencia con otras que hayan o estén pasando por la misma situación, así como poder crear un espacio de encuentro entre profesionales y familias para trabajar conjuntamente en la reflexión en torno a la muerte gestacional y perinatal. Si en alguna ocasión surge la posibilidad de llevarlo a cabo, estaríamos encantados de poder formar parte y echar un cable en lo que haga falta.


De nuevo, mil gracias.


Ana Mª Martínez Rubio
Enrique Rodríguez García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s