Bocanadas de Aire

En los edificios altos,

en las calles cortas,

en las salas de parto,

en las noches sordas.

Un te quiero aislado,

la flor del asfalto,

un niño riendo,

el circo en el pueblo.

En las piernas que empujan

a la tierra que habla,

en los amores libres,

en la vejez del alba.

En los silencios rotos,

en el ruido que calla,

la madre que llora,

el hijo la abraza.

Recuerdos que juzgan

historias que ignoran,

la manta en tu pecho

y un grito en el cielo.

El recién llegado al mundo,

se despide el moribundo,

y en todas partes,

bocanadas de aire.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s